miércoles, 15 de julio de 2009

No dejo de asombrarme de mi ingenuidad... si, señora y señores! Cerca de cumplir mis 47 septiembres y aún -si quiero ser sincera-, tengo que definirme como "ingenua"!
No se si es admirable o patético. Creo que lo segundo.
¿Porqué no aprendo? ¿Qué valor intrínseco pongo en esto que de ninguna manera lo suelto???
Mi última idea loca (y fijada a fuego): "Si haces las cosas bien, te irá bien" o de otro modo: "SI HACES LO CORRECTO, TRIUNFARAS" (y aquí que cada uno ponga en el triunfo lo que quiera)
Pues resulta que no...
La realidad, ésta que te ancla a la tierra, te demuestra con hechos que puedes hacer las cosas, el trabajo, las relaciones... estupendamente y aún así, darte con un canto en los dientes...
¡Hay que joderse! Diría un teatrero amigo...
Y yo me pregunto lo que ya temía en una entrada anterior: ¿dónde están esos momentos felices para que pongan una tirita en mi corazón?

4 comentarios:

Beatriz dijo...

Uno transita este camino como quiere, o como lo dejan.Y creo que tú haz optado por un buen camino.Así lo veo día a día y en el contacto con tus alumnos. No es fácil "formar" gente para llevar un oficio adelante con dignidad. Esto es lo importante y por lo que te recordarán siempre...lo otro, lograr cosas, no se yo si tiene que ver con tu conducta o tu transitar por la vida.Estás dolida y un poco desengañada, busca, busca, los momentos felices giran a tu alrededor siempre. A veces se esconden, pero la vida es un viaje donde se juega siempre, y ésa búsqueda es parte del juego. Ánimo Marinón, te quiero
mamá

Marina dijo...

¡gracias por el ánimo! Pero no se trata sólo de "cosas"... los objetos siempre significan algo para las personas, y yo me refería a "cosas" no materiales... Pero hoy he leído una frase de un maestro que me ha hecho reflexionar: "la paciencia es la armadura más fuerte". Ahí queda eso.

Sara dijo...

Sea lo que sea, ánimo. Sí la paciencia creo que es la armadura más fuerte y también la madre del éxito o lo que es lo mismo, de la felicidad, que es igual de fugaz y momentánea. Para mí, haberte conocido es uno de los grandes éxitos de mi vida. Besos veraniegos!!!!

Marina dijo...

Ooopppsss! No tengo palabras para éstas tan bonitas que me dejas... Bueno, si, una...: GRACIAS GUAPA!! Otros tantos besos...